Skip to main content
Category

Entrenamiento Cognitivo

Estimulación Cognitiva a través del juego

Por Pilar Rodríguez Ortíz

Neuropsicóloga Clínica Centro Noah

www.centronoah.es

 

Durante muchos años, el Sistema Nervioso Central ha sido considerado, tanto por científicos como por la población en general, como una estructura inmutable, es decir, se pensaba que el cerebro era un sistema ya terminado y definitivo tras el nacimiento.

Actualmente, estas ideas han ido cambiando y han dado paso al concepto de neuroplasticidad, entendiéndose ésta como la posibilidad de transformación y adaptación funcional del Sistema Nervioso Central (Lubrini, Periañez y Ríos-Lago, 2009).

Aún cuando la plasticidad es un proceso que está presente a lo largo de todas las etapas del desarrollo vital, la primera infancia es un momento crucial, ya que durante los primeros años, el cerebro es especialmente plástico, por lo que su capacidad de adaptación y cambio es mucho mayor en edades tempranas.

 

¿En qué consiste la estimulación cognitiva?

A través de juegos y actividades, podemos estimular diferentes patrones de activación neuronal de manera repetida y sistemática. La experiencia y el aprendizaje refuerzan las conexiones ya existentes en distintas áreas cerebrales y, a su vez, promueven la creación de nuevas sinapsis.

De esta forma, los niños pueden alcanzar su máximo potencial mejorando así el proceso de aprendizaje y su rendimiento intelectual.

El juego, es una herramienta atractiva y divertida para los niños, que nos permite estimular funciones específicas como atención, memoria, percepción y funciones ejecutivas. Además, favorece un desarrollo integral y es una excelente forma de socialización. Por otra parte, cuando el juego es colectivo, fomenta habilidades de cooperación, respeto y tolerancia.

La estimulación cognitiva en niños, presenta beneficios más allá del mejor rendimiento académico, como serían una mayor agilidad mental, mayor autonomía y mejor adaptación social, entre otras.

Además, resulta útil como método de carácter preventivo en casos de niños que puedan ser susceptibles de tener algún déficit o dificultad, ya que la estimulación cognitiva potencia sus habilidades en un entorno que para ellos resulta estimulante, lúdico y muy motivante.

 

 

BANNER_OV

 

 

Referencias:

Lubrini, G., Periáñez, J. y Ríos Lago, M. (2009). Introducción a la estimulación cognitiva y rehabilitación neuropsicológica. En Muñoz-Marrón, E., Blázquez Alisente, J. L., Galpasoro Izaguirre, N., González Rodríguez, B., et al. Estimulación cognitiva y rehabilitación neuropsicológica (pp. 13-32). Barcelona, España: Editorial UOC.

Introducción a la rehabilitación cognitiva en ICTUS: 2ª Parte

Por José Félix Mozo

Neuropsicologo Clínico. Grupo5-CIAN Madrid.

http://www.neuroname.com

Variables a tener en cuenta en la Rehabilitación Cognitiva de un ICTUS:

  • El momento en que se comienza.

Generalmente, en las primeras fases tras la lesión se recomiendan prácticas basados en técnicas de restitución con abordajes tipo bottom-up (de abajo hacia arriba, “de lo sensorial a lo consciente”), con baja carga intensiva, alta frecuencia, y aprendizaje con guía externa de estrategias.  Conforme evoluciona el paciente se debe ir trasladando este planteamiento hacia técnicas de compensación con abordajes tipo top-down (de arriba hacia abajo, “de lo consciente a lo sensorial”) centradas en el uso de los procesos cognitivos preservados para la potenciación de los procesos afectados, con alta carga intensiva,  frecuencia variable, y buscando la internalización de la estrategia (Solhberg & Matter, 2001). Pero no siempre tiene porqué ser así, de hecho recomendaciones actuales concluyen en la combinación de aproximaciones como la mejor opción terapéutica según qué casos.

  • La elección de la carga de trabajo.

Durante la rehabilitación cognitiva manipulamos las distintas cargas de los procesos cognitivos buscando relaciones más eficientes entre ellos. En ese engranaje terapéutico donde añadimos y retiramos procesos dentro de una actividad que proponemos al paciente, podemos elegir “cargar” la tarea en estrategias, con el objetivo de buscar la eficiencia de la función cognitiva.

El cambio de cargas viene determinado por la capacidad global del paciente para responder a una actividad determinada, hecho que nos orienta hacia la elección de las cargas y del tipo de estrategia sobre la que trabajar.

Cuanta menos semiología aparezca, más nos induce a pensar en el avance en el tratamiento.

Debemos conocer cómo la tarea afecta en la cognición, y cómo la cognición se expresa con la tarea; como tarea puede servirnos cualquier actividad que sea significativa para el paciente y descomponerla tanto como sea necesario para un abordaje cómodo -ni muy fácil ni muy difícil- (desde leer un periódico y comprenderlo hasta organizar una comida familiar).

A modo general se plantea el siguiente algoritmo en la toma de decisiones durante el tratamiento:

Adaptado de: Haskins, E. C., Cicerone, K. D., & Trexler, L. E. (2012). Cognitive rehabilitation manual: Translating evidence-based recommendations into practice. ACRM Publishing.

  • La elección de los indicadores de evolución.

Existen algunos indicadores que nos acercan a concluir el éxito o fracaso de una intervención con rehabilitación cognitiva.

Como indicadores existen: la transferencia cercana (si se produce mejoría en aquellas actividades en las que se quería mejorar y que además se han entrenado, transferencia lejana (si hay mejoría en otras actividades que no se han entrenado ni se parecen a ellas), y por último, la generalización (si el paciente mejora en otras actividades similares a las entrenadas pero no iguales).

La observación nos permite conocer el cambio en el indicador atendiendo al tipo de dato: de déficit (p.e: si el paciente comete menos errores ante una tarea determinada), de la discapacidad (p.e: si el paciente se siente más ágil mientras cocina y requiere menos asistencia), o de la participación (p.e: si el paciente ahora tiene un rol dentro de casa encargándose de la alimentación de la familia). Se debe hacer un esfuerzo por revisar el caso y atribuir correctamente a qué se debe el cambio.

  • La elección del terapeuta

En la rehabilitación cognitiva también es relevante la comprensión y convicción que tiene el paciente a cerca de la finalidad de la actividad que se está llevando a cabo. La alianza terapéutica, la supervisión durante el tratamiento, y el feedback son factores necesarios para un abordaje en positivo.

Técnicas, métodos, y aproximaciones terapéuticas.

Algunas de las técnicas, métodos, y aproximaciones que responden a mayor evidencia en rehabilitación cognitiva actualmente son los siguientes:

Cada abordaje, técnica, y método debe monitorizarse y poderse adaptar a las necesidades de la persona y contexto, sería temerario apostar por un programa de rehabilitación o técnica cerrada en su estructura y considerar posible su capacidad para generar cambios significativos en la persona.

En la rehabilitación cognitiva se debe ser crítico, flexible, y dispuesto a cambiar el tipo de actividad propuesta, su complejidad y variabilidad, su grado de asistencia profesional, o incluso el contexto y terapeuta que coordina el tratamiento; citando textualmente de Tirapu J. (2011) “(…) la afectación de un mismo proceso en dos personas distintas deberá abordarse de manera diferente, ya que los procesos cognitivos son multidimensionales, con la complejidad añadida de las diferencias interindividuales (motivación, intereses profesionales, nivel cultural, recursos, disponibilidad de los miembros de la familia, etc)”, por tanto podemos concluir que el trabajo con personas se incluye en entornos en continua transformación.

Conclusión:

La rehabilitación cognitiva juega un papel importante en el proceso rehabilitador en lesiones cerebrales. Se debe hacer hincapié en la personalización de los tratamientos, siendo flexibles en la continua revisión del caso, sin olvidarnos de la persona, su contexto, y su evidencia.

 

BANNER_OV

 

REFERENCIAS:

Haskins, E. C., Cicerone, K. D., & Trexler, L. E. (2012). Cognitive rehabilitation manual: Translating evidence-based recommendations into practice. ACRM Publishing.

Johnstone, B., & Stonnington, H. H. (2011). Rehabilitation of neuropsychological disorders: A practical guide for rehabilitation professionals. Psychology Press.

Tirapu, J., Ríos, M., Maestú, F. (2011). Manual de neuropsicología. Viguera Editores.

Bruna, O., Roig, T., Puyuelo, M., Junqué, C., & Ruano, Á. (2011). Rehabilitación neuropsicológica. Intervención y práctica clínica. Barcelona: Editorial Elsevier.

Wilson, B. A., Gracey, F., Evans, J. J., & Bateman, A. (2009). Neuropsychological rehabilitation: Theory, models, therapy and outcome. Cambridge University Press.

Dundon, N. M., Bertini, C., Làdavas, E., Sabel, B. A., & Gall, C. (2015). Visual rehabilitation: visual scanning, multisensory stimulation and vision restoration trainings. Frontiers in behavioral neuroscience, 9, 192.

Bovend’Eerdt, T. J., Botell, R. E., & Wade, D. T. (2009). Writing SMART rehabilitation goals and achieving goal attainment scaling: a practical guide. Clinical rehabilitation, 23(4), 352-361.

Hanna, K. L., Hepworth, L. R., & Rowe, F. J. (2017). The treatment methods for post‐stroke visual impairment: A systematic review. Brain and behavior, 7(5), e00682.

Introducción a la rehabilitación cognitiva en ICTUS: 1ª Parte

Por José Félix Mozo

Neuropsicologo Clínico. Grupo5-CIAN Madrid.

http://www.neuroname.com

Introducción

La neuropsicología es una especialidad a caballo entre la psicología y la neurología,que ha crecido mucho en los últimos 50 años pero que aún se podría considerar una  disciplina jóven.

El primer intento en formalizar una guía de tratamientos para que sus
profesionales pudieran trabajar bajo un mismo consenso y paradigma terapéutico no se llevó a cabo hasta 1987 (“Reports of the INS-APA Division 40 Task Force, 1987″).

Esto no quiere decir que desde mucho antes no se estuvieran haciendo abordajes terapéuticos desde la profesión (véase Goldstein K. por ejemplo), pero sí nos orienta a pensar en la temporalidad con que ha evolucionado el tema del abordaje terapéutico en neuropsicología. En los orígenes e historia del desarrollo de la neuropsicología el objetivo principal de trabajo se ha centrado en la evaluación y pronóstico de la funcionalidad de las lesiones en personas afectadas tras la guerra, y no tanto en la profundización del tratamiento.

Definición

La rehabilitación cognitiva se define como el conjunto de técnicas, métodos, y aproximaciones dirigidos a disminuir los déficits cognitivos producidos por una lesión, en aras de maximizar la seguridad, funcionamiento diario, independencia, y calidad de   vida de quien lo sufre. Existen algunas diferencias conceptuales con otros términos que pueden asemejarse etimológicamente y llevarnos a la confusión semántica. Estos términos son los de “rehabilitación neuropsicológica”, “estimulación cognitiva”, y “entrenamiento cognitivo”, principalmente. Todos estos términos son válidos dentro del marco de la neurorehabilitación pero cada término incluye en su definición objetivos, estadíos de trabajo, y perfiles cognitivos diferenciados y que el profesional ha de conocer a la hora de plantear un abordaje. En este ensayo nos centraremos exclusivamente en la
rehabilitación cognitiva.

Imagen1

Ejemplo de rehabilitación cognitiva recogido de: Dundon, N. M., Bertini, C., Làdavas, E., Sabel, B. A., & Gall, C. (2015). Visual rehabilitation: visual scanning, multisensory stimulation and vision restoration trainings. Frontiers in behavioral neuroscience, 9, 192.

El proceso rehabilitador

La rehabilitación cognitiva toma parte como una herramienta más dentro del proceso rehabilitador, y para su implementación dentro de un plan de tratamiento, es necesario seguir su orden lógico. Todo proceso de rehabilitación debe comenzar con una evaluación holística de la persona. Para ello, se deben tomar en consideración algunas variables relevantes en el análisis de la situación del paciente como: sus experiencias previas y expectativas futuras (p.e: motivaciónes), el grado y modo en que se expresa el déficit y/o la alteración (cognitiva, emocional, y conductual), el tipo y grado de puntos fuertes así como capacidades preservadas tras la lesión, el soporte socio-familiar actual con el que cuenta la persona, antecedentes médicos relevantes, etc…Para lograr este objetivo nos servimos de múltiples herramientas como la anamnesis, la exploración, las pruebas complementarias, las sesiones clínicas, la comunicación transdisciplinar y con familia, principalmente; que nos ayudan a recoger la información suficiente que engrane bajo la lógica del razonamiento clínico deductivo (pregunta, hipótesis, verificación) el modelo biopsiosocial de la persona con la que vamos a trabajar. Una vez comprendida la situación actual del paciente, y habiendo contrastado nuestras primeras hipótesis a cerca de la persona, emprenderemos a formular el plan de tratamiento, y dentro de este plan ya podríamos incluir si fuera necesario la rehabilitación cognitiva y/o otras aproximaciones posibles (rehabilitación neuropsicológica, estimulación cognitiva, entrenamiento cognitivo).

Un orden posible de pasos que guían este proceso podría ser el siguiente:

a) El primer paso sería la orientación al problema, la toma de conciencia, y el establecimiento de metas significativas para el paciente/familiares acordes en la medida de lo posible a su motivo de consulta. En este primer paso es importante el ajuste de expectativas sobre lo que se pretende alcanzar, el énfasis en sus motivaciones, y la priorización de objetivos. Existen algunas escalas como la Goal Attaintment Scale (GAS) que pueden ayudarnos en este proceso.

b) El segundo paso sería la elección del tipo de tratamiento, así como su
frecuencia, duración, e intensidad. Para lograr este objetivo disponemos de
cuatro fuentes de información esenciales a tener en cuenta: las circunstancias y valores del paciente y lo que se permita trabajar con él, el expertise del clínico con su conocimiento acerca de casos similares, el apoyo de la literatura científica sobre tratamientos orientados a los objetivos propuestos, y por último las posibilidades del contexto en el que se decide aplicar las acciones del tratamiento.

c) Por último, en este proceso se debe estar en continua iteración sobre los
resultados que se acercan al cumplimiento del objetivo. Aunque la comprensión del estado actual y premórbido de la persona se lleva a cabo a través del uso de la evaluación y exploración inicial del paciente, durante el proceso rehabilitador el terapeuta y paciente iteran de forma progresiva en este proceso hasta el alcance de los objetivos propuestos, modificando si fuera necesario el tratamiento para ajustarse de forma más eficiente a la evolución. Nunca se deja de explorar.

En la rehabilitación cognitiva la mayoría de objetivos están formulados haciendo referencia a ganancias cognitivas y pueden definirse como mejoras en el proceso y/o la función cognitiva, la discapacidad, o la participación, véase como ejemplo:

  • “cometer menos errores de distracción en tests”,
  • “que la profesora me llame menos la atención por distraerme en clase”, “sacar mejores notas en clase”;
  • “mejorar un 25% mi división atencional del foco en tareas duales medidas a través de tests”,
  • “recuperar mi capacidad para autopropulsar mi silla durante 25 metros mientras converso con una persona”, o
  • “poder ir a comprar con mi silla a la vuelta de la esquina mientras me acompaña mi hija que es muy habladora”.

En el próximo post…

  • Variables a tener en cuenta.

  • Algoritmo en la toma de decisiones.

  • Técnicas, métodos, y aproximaciones terapéuticas.

BANNER_OV

REFERENCIAS:

Haskins, E. C., Cicerone, K. D., & Trexler, L. E. (2012). Cognitive rehabilitation manual:
Translating evidence-based recommendations into practice. ACRM Publishing.

Johnstone, B., & Stonnington, H. H. (2011). Rehabilitation of neuropsychological
disorders: A practical guide for rehabilitation professionals. Psychology Press.

Tirapu, J., Ríos, M., Maestú, F. (2011). Manual de neuropsicología. Viguera Editores.
Bruna, O., Roig, T., Puyuelo, M., Junqué, C., & Ruano, Á. (2011). Rehabilitación
neuropsicológica. Intervención y práctica clínica. Barcelona: Editorial Elsevier.

Wilson, B. A., Gracey, F., Evans, J. J., & Bateman, A. (2009). Neuropsychological
rehabilitation: Theory, models, therapy and outcome. Cambridge University Press.

Dundon, N. M., Bertini, C., Làdavas, E., Sabel, B. A., & Gall, C. (2015). Visual
rehabilitation: visual scanning, multisensory stimulation and vision restoration trainings. Frontiers in behavioral neuroscience, 9, 192.

Bovend’Eerdt, T. J., Botell, R. E., & Wade, D. T. (2009). Writing SMART rehabilitation goals
and achieving goal attainment scaling: a practical guide. Clinical rehabilitation, 23(4),
352-361.

Hanna, K. L., Hepworth, L. R., & Rowe, F. J. (2017). The treatment methods for post-stroke
visual impairment: A systematic review. Brain and behavior, 7(5), e00682.

3 tecnologías que van a revolucionar la Psicología

La tecnología ha invadido absolutamente todos los ámbitos de nuestra vida: laboral, personal, familiar, sanidad, administración, industria, educación… El mundo y la vida en él cambia de manera exponencial cada día. La psicología y la práctica clínica también se están viendo tremendamente afectadas por la tecnología. Actualmente es totalmente habitual poder acceder a nuestros terapeutas de manera virtual a través de plataformas digitales, realizar seguimientos de los síntomas de nuestros pacientes mediante apps o realizar evaluaciones con Realidad Virtual (RV) en entornos cada vez más realistas y por lo tanto mucho más ecológicas que los test de lápiz y papel.

Os presentamos las 3 tecnologías más disruptivas en la actualidad y que en el ámbito de la psicología y neuropsicología cambiarán nuestra forma de trabajar con nuestros pacientes:

  1. IA (bots inteligentes y robótica)
  2. TDC y TMS
  3. RV

INTELIGENCIA ARTIFICIAL:

La inteligencia artificial está muy de moda en la actualidad pero la Psicología no se queda atrás y no debería quedarse atrás. Los algoritmos de inteligencia artificial no son más que procesadores de información multidimensional que permiten extraer conclusiones de una gran cantidad de datos y variables.

En la Psicología la Inteligencia Artificial nos puede ayudar a poder comprender mejor nuestro cerebro. El volumen de datos que maneja nuestro cerebro, la alta multidemensionalidad y la flexibilidad del mismo hacen del cerebro un complicadísimo objeto de estudio. Gracias a la inteligencia artificial y el big data podremos extraer conclusiones cada vez más precisas sobre cómo el cerebro procesa información de manera tan compleja. Todavía estamos lejos, pero el avance es exponencial.

Robots y Bots:

Dentro de la rehabilitación con Daño Cerebral Sobrevenido utilizamos de manera habitual Robots (lokomat…) y exoexeletos inteligentes que son capaces de establecer el grado óptimo de inclinación, velocidad de la marcha, etc… para que el paciente pueda caminar de la mejor manera posible.

Un Bot es programa informático que realiza distintas acciones a través de internet. En la actualidad existen asistentes de internet (google, apple…) que permiten realizar tareas en coordinación con humanos. En la actualidad incluso existen Bots “inteligente” como Woebot que es un Psicoterapeuta virtual y con el que puedes tener sesiones de terapia totalmente virtual. Según los ensayos clínicos llevados a cabo,  esta forma de distribuir terapia cognitiva conductual a pacientes jóvenes resultaba atractiva y eficaz. 

La pregunta sería….

¿Confiarán más los pacientes en un «Bot_Psicólogo» que ha sido programado, diseñado y revisado por el mejor Psicoterapeuta de las mejores universidades?

Es una pregunta interesante todavía sin respuesta pero a la que en un años se tendrán que enfrentar algunos pacientes.

Si toda esta información la trasladamos a cuáles son los mejores tratamientos y las mejores intervenciones, las mejores combinaciones de fármacos, estimulaciones, etc… podremos en el futuro recetar la combinación perfecta para la optimización de la recuperación de los pacientes.

TDCS y TMS

La estimulación eléctrica cortical y la estimulación magnética trasncraneal son técnicas que aunque han estado presentes durante décadas han llegado en la actualidad a un refinamiento y precisión muy signitificativas.  

TDCS: es una herramienta de estimulación eléctrica cortical. La descarga de corriente directa en diferentes áreas del cerebro pueden conseguir una reorganización de las áreas afectadas en depresión, esquizofrenia, aprendizaje

TMS: la estimulación magnética trascraneal es una técnica de estimulación profunda a través de campos magnéticos con el mismo objetivo de la TDCS. 

Empresas como Neuroelectrics y Laboratorios como el del Doctor Pascual Leone en Harvard han avanzado hasta conseguir datos muy significativos en pacientes con daño cerebral, depresión, epilepsia, alzheimer

La reorganización de las redes corticales a través de este tipo de estimulación puede suponer un auténtico avance en la intervención y tratamiento de pacientes con depresión, esquizofrenia,…

RV/RA

Ya desde hace varios años empresas como Psious o Nesplora han introducido la Realidad Virtual en nuestras consultas o bien para el tratamiento de fobias o bien para la evaluación de procesos cognitivos básicos como la atención o las funciones ejecutivas. La RV supone un enorme paso hacia evaluaciones y tratamientos cada vez más precisos y ecológicos que permiten una exposición casi real fuera de la consulta.

El método foren implementado junto con the Vrain es un ejemplo de cómo la rehabilitación de pacientes con daño neurológico pueden multiplicar la efectividad de sus tratamientos mediante esta tecnología.

La realidad está avanzando de tal manera que podamos tener una mezcla entre RV/RA en nuestras gafas y poder contar con un entorno inmersivo total en cualquier situación real. 

Toda esta tecnología está al servicio de los profesionales y los pacientes para poder tener cada día mejores tratamientos e intervenciones. Los retos son todavía elevados pero la recompensa es mucho mayor!!

 

Si quieres saber más sobre cómo entrenar procesos cognitivos con Inteligencia Artificial:

QUIERO SABER MÁS

o  escríbeme a nacho@sincrolab.es  y  te cuento cómo trabajar con Sincrolab.

http://www.sincrolab.es

 

Referencias:

Fitzpatrick KK, Darcy A, Vierhile M Delivering Cognitive Behavior Therapy to Young Adults With Symptoms of Depression and Anxiety Using a Fully Automated Conversational Agent (Woebot): A Randomized Controlled Trial JMIR Ment Health 2017;4(2):e19 URL: http://mental.jmir.org/2017/2/e19

Sincrolab/compañía

¿Una startup en salud mental?

A lo largo de estos posts os vamos a contar por qué hicimos Sincrolab y cómo lo hemos desarrollado. Vamos a contar Sincrolab desde sus inicios, sus grandes avances y nuestros  mayores errores. Desde Sincrolab queremos aportar nuestra experiencia sobre innovar, lanzar un proyecto y todo lo que esto rodea. Y lo más importante, lo que hemos aprendido. “El error es el mejor profesor”

 

Fundamos Sincrolab en noviembre de 2013. Maria Laorden y yo Nacho de Ramón, dos neuropsicólogos clínicos y Daniel Garrido un ingeniero informático. Nuestra idea inicial fue crear una plataforma de estimulación cognitiva para profesionales como nosotros que se pudiera “prescribir” para casa. Que fuera móvil.

Seguro que muchos de vosotros habéis pensado o comentado en reuniones… “este paciente necesita más horas de estimulación a la semana, con esto no es suficiente…” Pues estamos de acuerdo contigo.

Calculamos el impacto real de lo que intuíamos…

Calculamos que nuestra sesión de 50 min puede ser alrededor de 1% del tiempo semanal del paciente. Con ese 1% los clínicos tenemos que conseguir resultados objetivos en las intervenciones con nuestros pacientes. Además calculamos que cerca del 30% de los pacientes abandonaban el tratamiento por razones ajenas a nuestra eficacia como profesionales. Las dos principales razones eran los costes en tiempo (cerca de 170 horas anuales en desplazamientos) y los costes económicos asociados a los tratamientos, cerca de 7.000€ anules.  Creímos que podíamos crear una solución tecnológica a este gran problema para pacientes, profesionales y familiares.

 

Agenda clínica

Esta era nuestra agenda en consulta… seguro que os suena.

Una posible solución a través de la tecnología…

Así que creamos Sincrolab, una plataforma tecnológica que nos permite de manera ágil y en 5-10 minutos dar de alta a un paciente, diseñar su entrenamiento de manera personalizada y prescribirlo a través de una App móvil a los dispositivos de mis pacientes.

Mantienes a tu paciente realizando estimulación cognitiva de manera recurrente entre sesión y sesión, está diseñado por Neurocientíficos y puedes recibir todos los informes de rendimiento de manera mensual para contrastarlo con el paciente en las sesiones presenciales.

Aprendizaje:

Calcularé mis intuiciones y sensaciones en la medida de lo posible

La idea de nuestro proyecto era una intuición hasta que le pusimos números. Fue entonces cuando se convirtió en un problema a resolver. Confirmamos que teníamos un proyecto entre manos cuando calculamos el impacto del problema. Pero eso solo era el principio…

 

Si quieres saber más sobre cómo entrenar con Sincrolab

QUIERO SABER MÁS

o  escríbeme a nacho@sincrolab.es

y  te cuento cómo trabajar con Sincrolab.

http://www.sincrolab.es

 

¿Y para la próxima…?

¿Qué hicimos después de calcular el problema?…

Planes de Negocio, powerpoints, onepagers y todos los errores a la hora de buscar financiación.

Si quieres saber cuáles fueron, suscríbete y te lo contamos fijo!

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: